Laxeiro en conversa. Un diálogo con artistas galegos contemporáneos

FICHA TÉCNICA

Título: Laxeiro en conversación. Un diálogo con artistas gallegos contemporáneos

Artistas: Laxeiro, Pilar Álvarez Pablos, Jorge Barbi, Ignacio Basallo, Berta Cáccamo, Vari Caramés, Tono Carbajo, Caxigueiro, Xavier Correa Corredoira, Alberto Datas, Álvaro de la Vega, Almudena Fernández Fariña, Antón Goyanes, Ánxel Hueta, Menchu Lamas, Antón Lamazares, Din Matamoro, Tatiana Medal, Manuel Moldes, Antón Patiño, Raimundo Patiño, Xavier Toubes, Rosa Úbeda

Tipo de obra: pintura, dibujo, escultura, fotografía

Comisario: Javier Pérez Buján

Inauguración: 20 de abril, 2017

Clausura: 15 de julio, 2017

Lugar: Sala de exposiciones Teatro Afundación. c/Reconqusta, Vigo

Producción: Afundación

En la primera mitad de la década de los años sesenta, Laxeiro sufre un cambio importante en su pensamiento artístico que lo leva a cambiar su lenguaje y a experimentar con nuevas soluciones expresivas.

Si bien es cierto que a partir del año 1952, después de su llegada a Buenos Aires, el pintor ya demuestra una clara apuesta por la experimentación con nuevos lenguajes, introduciendo como dijo Luís Seoane, el informalismo en Galicia, será en el primer lustro de los años sesenta cuando su pintura se radicalice, sin duda influenciado por el ambiente rupturista que emanaba del Instituto Di Tella, fundado en Buenos Aires en 1958.

Laxeiro, como había hecho toda su vida, se sitúa a favor de la innovación, alineándose en el lado de la pintura de pulsión que, ya en su primera época, había dado obras de una radical gestualidad como Carnavalada 1931, ensayando los códigos del expresionismo.

Esta posición al lado de la pintura de pulsión y de gesto, lejos de ser un mero ejercicio formal, lleva implícita una forma de entender el mundo y el arte que ahonda sus raíces en la tradición europea anterior a la Ilustración. La evolución en la obra de Laxeiro a partir de los años cincuenta y radicalizada en la década de los sesenta, es por tanto una consecuencia coherente de su trayectoria anterior y, como siempre, sintoniza de forma natural con la sensibilidad y el pensamiento de la época, que en aquellos momentos estaba sufriendo importantes cambios en todos los campos del saber, conformando el fin de la modernidad y el principio de la posmodernidad, caracterizada por lo que Lyotard llamó la crisis de los relatos en los que se sustentaba el saber, afectando también al mundo del arte.

Laxeiro se sitúa así en el ámbito de lo que se conoce como lógica difusa, que a mediados de los años sesenta, es enunciada por el ingeniero Lotfy A. Zadeh (Azerbaiyán, 1921), recogiendo en su trabajo en la Universidad de Berkeley, diversos hallazgos y conclusiones a los que se estaba llegando desde otras disciplinas, como es el caso de Lukasiewicz, creador de la lógica de valores múltiples, Heisenberg, creador del principio de incertidumbre o Russell y su paradoja de la teoría de conjuntos.

La lógica difusa se caracteriza por la convicción de que la realidad no es expresable en su totalidad por valores matemáticos exactos, descubriendo que existe todo un mundo de matices que no son fácilmente categorizables por el lenguaje científico. Se ocupa por tanto, del concepto de graduación y se enuncia en forma de polivalencia de lo observado.

Este mundo de la lógica difusa abrirá también en el arte nuevas formas de expresión que revisarán los hallazgos de las vanguardias históricas, para ponerlas al servicio de un pensamiento en el que la incertidumbre, la ambigüedad y los infinitos matices entre lo uno y su contrario, posibilitarán la creación de una línea discursiva claramente polivalente desde un punto de vista representacional, con un marcado dominio de la subjetividad frente a la objetividad de lo visible.

LA EXPOSICIÓN

Esta exposición está formada por una selección de obras de las colecciones Afundación, ABANCA y Fundación Laxeiro, a partir de las que se pretende ilustrar esta línea de pensamiento, utilizando como hilo conductor al Laxeiro más experimental quien, a modo de anfitrión, invita a un variado grupo de artistas de generaciones posteriores, para mantener múltiples conversciones cruzadas en las que contrastar y compartir cuestiones que obedecen a intereses e inquietudes similares.

Partiendo de este planteamiento, se quiso huir deliberadamente de aquellos artistas con una relación más evidente con la obra de Laxeiro, para aventurarnos en un viaje que propusiera nuevas relaciones, trazando un diálogo híbrido y polivalente, entre la experimentación laxeiriana y la obra de otros artistas, realizada a partir de los años ochenta.

El resultado es una muestra heterogénea, en la que no solo tiene cabida la pintura, sino también la escultura y la fotografía, trascendiendo así lenguajes y estableciendo relaciones múltiples que giran siempre en torno a la problemática de la representación y las múltiples soluciones que cada artista ofrece desde su subjetividad, dentro de un marco referencial en el que la incertidumbre tiende a borrar también el límite entre figuración y abstracción.

En este contexto, se dan cita así artistas de generaciones diferentes, que producen obra en circunstancias diversas y que confluyen sin embargo, en esa visión del mundo sin premisas fijas que posibilita múltiples interpretaciones de la realidad y también, múltiples relaciones entre sus respectivos discursos estéticos.

Así, el espectador podrá disfrutar de la abstracción psicodélica de Raimundo Patiño, de la figuración expresionista de Caxigueiro, de los juegos figurativos de Jorge Barbi o Din Matamoro, del neo expresionismo de Xavier Correa, Alberto Datas, Menchu Lamas, Antón Lamazares, Manuel Moldes, Antón Patiño, Xavier Toubes, Rosa Úbeda o Álvaro de la Vega; de la abstracción gestual de Berta Cáccamo o Almudena Fernández Fariña, de la mirada neo pop e irónica de Pilar Álvarez Pablos o Tono Carbajo, del lirismo gestual de Antón Goyanes, de la figuración onírica de Anxel Huete o de la elegancia metafísica de Ignacio Basallo.

COLABORACIÓN INSTITUCIONAL

Es necesario destacar que este proyecto es el resultado de una colaboración entre instituciones culturales como son Afundación y Fundación Laxeiro, mediante la que se proponen nuevas lecturas de las Colecciones Afundación y ABANCA, en este caso, utilizando la rotunda obra de Laxeiro como detonante.

Ambas instituciones coinciden en el propósito de contribuir a enriquecer el patrimonio artístico gallego, ofreciendo nuevas formas de acercarse al arte e intentado así provocar reflexiones innovadoras que contribuyan a un mejor conocimiento de nuestra cultura.

Libreria Laxeiro

Fundación Laxeiro

La Fundación Laxeiro fue constituída legalmente el 23 de febrero de 1999 por acuerdo del Ayuntamiento de Vigo y de la Familia del pintor siendo declarada por las consellerías de Presidencia y Administración Pública y de Cultura, Comunicación Social y Turismo, de la Xunta de Galicia, de INTERÉS CULTURAL y de INTERÉS GALLEGO respectivamente.

Fundación Laxeiro © 2017 All Rights Reserved

Policarpo Sanz, nº15, 3º - 36202 - Vigo - Tel/Fax.: 986 438 475

Aviso Legal | Política de Privacidade | Panel de Control | Contactar

Xunta de Galicia: Consellería de Educación e Ordenación universitaria Xunta de Galicia: Consellería de Economía e Industria. Dirección Xeral de Comercio

AGADIC Axencia Galega de Industrias Culturais Concello de Porriño Pinturas Proa Transporte Urbano de la Ciudad de Vigo